blanco.png
INICIO2.jpg

Establecimiento metalúrgico industrial fundado en 1904

Esta historia comienza en 1904, en la ciudad de Rosario, cuando mi abuelo Albino Torresetti fundó un taller metalúrgico con sus hermanos Mario y Enrique. En aquellos lejanos comienzos, se dedicaban a la producción y reparación de motores a vapor, maquinaria agrícola y calderas.

 

Con el tiempo, incursionaron en la reparación de embarcaciones y de sistemas de rieles para el puerto de Rosario. En su planta, además, construían generadores de vapor para motores de carga. Eran buenos en lo suyo. Tan buenos que, en 1926, recibieron la medalla de oro en la Exposición Internacional organizada por la Sociedad Rural de Rosario.

 

En la década del ‘30, empezaron a fabricar equipos de riego, y fueron pioneros en la producción de acoplados tanque para el transporte de combustible. Es que, en aquellos tiempos, cada estación de servicio tenía su propio camión para retirar el combustible desde los centros de distribución. El primer transporte de combustible de Buenos Aires a Tucumán se hizo en un tanque de Torresetti.

 

En el ‘45, los tres fundadores decidieron dividir la sociedad, que por ese entonces tenía un centenar de empleados. Mario se quedó con la sección de forja. Albino y Enrique, con el taller metalúrgico. Los continuadores fueron sus hijos, Elio Albino y Juan, quienes fueron especializando la empresa en la fabricación de máquinas para el rubro papelero. Torresetti fue pionera en la producción de cilindros para papel. Uno de los primeros clientes fue una empresa que producía papel picado para el carnaval.